Bares, antros, restaurantes y demás recintos de la vida nocturna componen una oferta que ningún otro lugar puede igualar.