Cierra los ojos, imagina un lago, no te limites, imagina uno de los lagos más grandes de América Latina. Ahora que estás ahí, piensa en albercas de aguas termales, tinas de hidromasaje, vapor y masajes  relajantes. Considera la posibilidad de comer en un buen restaurante dentro de ese paradisiaco ensueño. Ahora abre los ojos.  Estás en Termal Cosala y no es un sueño, aunque debería serlo.

En Jocotepec, a orillas del milenario lago de Chapala se encuentra este hotel y spa con aguas termales, ideal para visitar en pareja o para pasar un rato en soledad con los propios pensamientos dejando que el estrés, ese mal de nuestro tiempo, escape por los poros en un temazcal, que viene del náhuatl y quiere decir casa de vapor o casa donde se suda y se trata de una tradición indígena de Mesoamérica en la que por medio de calor, humedad e infusión de plantas medicinales se produce una desintoxicación al sudar.

Quien ha estado en un Temazcal sabe que además de sus efectos saludables y vigorizantes tiene un plus: relaja como pocas cosas. Salir del Temazcal y meterse a una alberca o a un hidromasaje es un placer que no tiene igual, si además esto viene acompañado de vista a un cuerpo de agua como es el Lago de Chapala el placer está completo, es absoluto y por un momento, mirando los colores del atardecer, se puede alcanzar la gloria.

Y es que en esas pequeñas construcciones donde el calor es brutal e inclemente pareciera que alcanza hasta el viejo cansancio de los huesos y lo exprime, lo obliga a salir y al hacerlo libera a quien se impone esta práctica.

Para llegar a Termal Cosala, de Guadalajara, no hay que invertir mucho más de una hora y media, lo que lo hace un destino ideal para una escapada de un fin de semana. Además, se trata de un hotel exclusivo para adultos que no permite la entrada a menores de 18 años y tiene un costo, para disfrutar de las instalaciones de 480 pesos por persona, de lunes a viernes o de 580 en fin de semana.  Claro que lo ideal es pasar la noche y aprovechar al máximo la escapada, lo que tiene un costo de 2 mil 300 pesos con pareja, que ya incluye el pase y el acceso a las aguas termales además de una alberca grande, seis tinas de hidromasaje y dos temazcales.

Para un mayor disfrute y mayor relajación, se ofrecen servicios de masaje y aplicación de barro, lo que garantiza una experiencia vigorizante y un regreso a las actividades cotidianas con renovadas fuerzas.
Además, si se quiere, Jocotepec, San Juan Cosalá y Ajijic, todos a corta distancia ofrecen grandes oportunidades para el turismo recreativo, galerías de arte, exposiciones, restaurantes de cocina internacional o fondas con viandas típicas y claro, de postre las nieves de Joco, famosas desde siempre.

De tal manera que si es viernes y la espalda te duele por estar trabajando, te pesan las ojeras y su otra mitad también merece algo especial, no lo pienses más, no lo planees mucho y disfruta de unas vacaciones relámpago en Termal Cosala.