Jalisco te ofrece una gran variedad de sabores, y algo que los hace especial es que muchos de ellos no se pueden encontrar en otro lugar, uno de ellos es la raicilla de Jalisco.

La raicilla es un destilado del agave y en su elaboración se utilizan distintas variedades de esta planta, una de las más populares es la llamada lechuguilla. Antiguamente a este brebaje se le concedían poderes curativos, y su tradición continúa hasta el día de hoy gracias a la gente que la trabaja y difunde.

Actualmente la raicilla se produce en 16 municipios de Jalisco y en cada uno tiene su toque especial, ya que el sabor varía de acuerdo al tipo de agave que se usa y a los procesos y herramientas utilizadas en su elaboración. La raicilla se puede beber sola o acompañada de algunos extractos frutales.

Seguramente querrás saber a dónde ir a probarla, nosotros te dejamos dos recomendaciones:

Mascota y el museo de la raicilla de Jalisco

Mascota es un Pueblo Mágico de Jalisco dentro del cual la raicilla cuenta con un lugar muy especial, ya que incluso se contaba con una feria dedicada a la bebida. Aquí, dentro de los sitios de interés y puntos a destacar del municipio, podrás visitar el museo de la raicilla, donde, además de probarla, conocerás más de los procesos que conlleva su producción y su historia.

San Sebastián del Oeste, raicilla de Jalisco con viaje al pasado

Otro magnífico pueblo mágico que garantiza una sensación de viaje en el tiempo es San Sebastián del Oeste. Un municipio minero que se quedó en la época de las haciendas. Aquí podrás visitar diferentes lugares típicos y qué mejor que disfrutarlos con un trago de la auténtica raicilla de Jalisco en su tradición milenaria, equilibrando así sabor y experiencia. 

Estos son dos de los lugares más populares para probar esta bebida y, de paso, descubrir la magia que guarda en sí Jalisco con su historia, su gente y sus pueblos. ¿Se te antoja dar un paseo y disfrutar de la vista, la historia y el sabor? Entonces levanta ese vaso de raicilla y brindemos por la denominación de origen de esta bebida muy jalisciense. ¡Salud!