“Los clientes no son los primeros. Lo primero son los empleados; si cuidas de tus empleados, ellos cuidarán de tus clientes.” Richard Branson

Bajo la premisa de Branson, la tendencia de las empresas por crear programas de incentivos para sus empleados ha cobrado fuerza en los últimos años. Estrés, cansancio, rutina y presiones son los factores más comunes de desgaste laboral, relaciones laborales y salud en los trabajadores.

Mucho se habla del buen liderazgo y del trabajo en equipo, pero si el equipo no está cuidado verdaderamente por un buen líder, de nada servirán las palabras de aliento y los reconocimientos verbales.

Los incentivos de viajes cobran razón, entonces, entre las empresas más importantes en México, las nacionales y las trasnacionales. Se enfocan en mantener a sus trabajadores motivados con retribuciones en especie que les ayuden a soltar el estrés y regresar con mejor carga de energía y actitud para seguir sacando adelante el trabajo y buscar, cada vez más, beneficios para la empresa.

Los programas de incentivos se encargan de organizar eventos en lugares paradisíacos, hoteles todo incluido y viajes experienciales ayudan a encontrar el balance de bienestar y trabajo fortaleciendo el vínculo entre los departamentos, direcciones y empleados.

Puerto Vallarta ha visto un considerable crecimiento del sector de grupos y convenciones, para lo cual ha invertido en su infraestructura para ofrecer, cada vez, mejores ofertas; ejemplo de ello son las firmas Krystal, Marriot Casa Magna, Sheraton Buganvilias, Villa Premier y otras más. Las inversiones se han destinado a mejoras en las habitaciones, salones de eventos, salas de juntas e instalaciones en general; además de implementar o mejorar los espacios como los gimnasios, spas y restaurantes.

Los programas de los eventos incluyen excursiones a atracciones naturales, noches disco, eventos temáticos y actividades dentro de las instalaciones de los hoteles, entre algunas otras.

La inversión en los viajes de bienestar se ven reflejados en la productividad de los participantes en sus empresas al sentirse motivados, útiles y con movilidad.

¿Hacia dónde quieres dirigir tu productividad?


“Todos hablan de construir una relación con tu cliente. Yo creo que debes construir una primero con tus empleados.” Angela Ahrendts