Dentro del área de este parque también podrás visitar el histórico Puente de Calderón, donde Miguel Hidalgo enfrentó su última batalla. Actualmente este parque cuenta con zonas arboladas y algunas atracciones para adultos y niños, como lanchas para recorrer el río, asadores, y hasta un temazcal. También hay una tirolesa y se puede practicar la pesca.

Un lugar histórico entre la naturaleza
Zapotlanejo, Jalisco, cuenta con un puente famoso, no solo por su majestuosa construcción, sino por los hechos de los que fue testigo. Cuenta la historia que el 17 de enero de 1811 unos 100 mil insurgentes, encabezados por el cura Miguel Hidalgo y Costilla, Ignacio Allende, Mariano Abasolo y Juan Aldama, lucharon por la soberanía de la nación y buscaban la tenencia del Puente de Calderón para mantener la conexión con la Ciudad de México y Zacatecas. Sin embargo, el armamento no fue suficiente y cayeron ante los aproximadamente 6 mil hombres de luchaban para los realistas bajo el mando del sanguinario Oficial General Félix María Calleja; aliados a su orden estaban Manuel Emparan, mano derecha de Calleja; José de la Cruz, militar que luchaba en pro de la Nueva España; y Manuel de Flon, gobernante de Puebla a quien se le conocía como “el Chacal de los Ojos Verdes”. 

Estos últimos buscaban mantener a la monarquía española al frente de las tierras mexicanas. El armamento de los insurgentes era limitado y el de los realistas novedoso y poderoso; cuando los libertadores pensaban que ganarían por superar en número al batallón oficial, una explosión contra los campamentos independentistas causó un incendio que acabó con el poco armamento que tenían, provocó confusión y el humo nubló el ambiente impidiendo que los primeros pudieran observar la posición de los enemigos; esto ocasionó temor entre los combatientes que empezaron a huir de la lucha provocando el debilitamiento del batallón de Hidalgo. 

Poco a poco cayeron los independentistas y la victoria quedó en manos de los realistas. Tras seis horas de lucha se dio por concluida la batalla, otorgando a los combatientes de la monarquía la victoria; aunque sumaron en sus pérdidas a De Flon y unos 500 soldados, jinetes y combatientes. Esta derrota debilitó significativamente las fuerzas de combate del líder insurgente; se estimaron unos 12 mil muertos y muchos otros dejaron la lucha; Miguel Hidalgo y Costilla fue apresado meses después junto con sus aliados Allende y Aldama. 

Los tres recibieron la ejecución y exposición de sus cabezas como símbolo de castigo por haberse sublevado. Abasolo, por su parte, fue apresado de manera perpetua, se dice que falleció de tuberculosis. El Puente de Calderón es un testigo de la historia de México que vale la pena visitar.