Jalisco es un estado de paisajes increíbles, cultura gastronómica y tradiciones religiosas que, en algunos lugares, permanecen intactas. La región de Los Altos de Jalisco, conocida como la cuna del mariachi y la charrería, consta de municipios en los que pareciera que el reloj no se ha movido tan rápido, brindándonos la oportunidad de conocer los orígenes de nuestra identidad como mexicanos. 

Y como son muchos los municipios que integran esta región, y sabemos que no te quieres quedar con una visita nada más en tu itinerario, te presentamos una ruta que te permitirá recorrer los más importantes municipios de los Altos de Jalisco

La ruta que dejó una guerra en los Altos de Jalisco

El camino que recomendamos seguir para conocer Los Altos de Jalisco se desarrolla en 5 municipios y se le llama la Ruta Cristera, pues en ellos tuvo lugar la guerra del mismo nombre. Este recorrido histórico tiene un valor especial, pues lleva al viajero a conocer con mayor profundidad la arquitectura y las creencias de estos municipios. 

La primera parada es Tepatitlán, un municipio conocido como “la capital de los Altos” por su tamaño e importancia institucional. En Tepatitlán, podrás conocer la Parroquia de San Francisco y al Santuario del Señor de la Misericordia, así como probar deliciosas carnitas y paletas de “chocomilk”. 

Seguimos con nuestra ruta por la avenida Francisco I. Madero hasta llegar al municipio de Arandas, hogar de los amantes del tequila y la pachanga. En este pintoresco municipio se pueden disfrutar de hermosos paisajes de campos de agave, además de admirar el Templo de San José Obrero, el cual cuenta con una campana gigante, conocida por ser la más grande de México.

La próxima parada es Jalostotitlán, un municipio que fue escenario de sangrientas batallas durante la Guerra Cristera. Hoy en día, todavía se pueden observar los monumentos que tanto defendieron sus habitantes, como los templos del Sagrado Corazón, Nuestra Señora de la Asunción y el Santuario de Guadalupe. También, te recomendamos que pruebes su famoso rompope y adquieras artesanías de la región como sombreros charros y de paja.

El camino continúa en nuestra ruta por los Altos de Jalisco y esta vez nos detendremos en San Juan de los Lagos, epicentro del turismo religioso. No te puedes perder de la Catedral Basílica Santuario de la Virgen de San Juan de los Lagos, la cual alberga seis obras de Rubens, uno de los pintores del barroco más influyentes de todos los tiempos.

Nuestro recorrido finaliza en Lagos de Moreno, un municipio en el que se conservan antiguas haciendas y casonas. Para poder verlas todas se recomienda tomar el tranvía turístico, que sale de la plaza principal y  da un recorrido por los principales atractivos turísticos.

Y así termina nuestro viaje  a través de  los cinco municipios  más representativos , no sólo de la región, sino de Jalisco. Estos municipios tienen un valor especial para el viajero que disfruta de la historia y la gastronomía. Los Altos de Jalisco aportan tradiciones, creencias y color a Jalisco, por lo que esperamos los aproveches, disfrutes y te enamores tanto como nosotros.