Visitar Jalisco y no probar las tortas ahogadas de Guadalajara, es perderse la oportunidad de disfrutar de una maravilla culinaria que no encontrarás en otra parte del mundo. ¡No es exageración!  Basta con intentar mojar cualquier tipo de bolillo en salsa y se deshará al instante, el único capaz de soportar esto, es el birote, pan que, por cuestiones de presión atmosférica, sólo puede producirse en esta región.



¿Y cuál es el origen de las tortas ahogadas?

Como todas las maravillas mexicanas, su origen es una leyenda. Se dice que a principios de siglo un campesino llegó a su casa con tanta hambre que tomó lo primero que vio (un birote, carnitas y salsa roja) y se hizo el platillo que, para su sorpresa, fue un manjar. Otros dicen que todo surgió en el puesto de José y su Bicicleta, establecimiento aún presente muy cerca de la Calzada Independencia en el Centro, donde primero se bañaban los tacos y después con las tortas se hizo lo mismo.  

El platillo es simple, consiste en un birote salado relleno de carnitas, con cebolla (unos dicen que blanca, otros que morada), frijoles, limón y bañada en salsa de tomate y chile del más picante.

Pero lo que sin duda vuelve a este platillo el favorito de muchos es su mezcla de sabores. Te vamos a platicar un poco de ellas, pero… no será lo mismo hasta que la pruebes tú mismo. 

Descubre la variedad de las tortas ahogadas de Guadalajara 

Las tortas ahogadas de Guadalajara son motivo de orgullo entre los habitantes de la Perla Tapatía. El saberse anfitriones de una experiencia de sabor como ésta, es algo muy emocionante. 

Aunque la receta original indica que las tortas ahogadas son de carnitas, encontrarás diferentes variedades. Incluso hay tortas ahogadas de camarón, de pollo y de panela o tortitas ahogadas como entrada en algunos restaurantes.

¿Cuál es el mejor lugar para comer tortas ahogadas en Guadalajara?

Aunque este platillo es sencillo de preparar (pero delicioso en su elaboración),  basta con preguntarle a dos habitantes de la ciudad cuál es su puesto favorito para iniciar una discusión interminable acerca del mejor lugar para probar las tortas ahogadas de Guadalajara. 

En Guadalajara encontrarás muchos puestos en calles y mercados, pero también existen cadenas como: las Tortas Toño o las Famosas, que puedes encontrar en diferentes puntos de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Si quieres aventurarte a probarlas en un puesto, recuerda probar el picante antes de echárselo y prepara tu paladar para disfrutar de recetas como la del “Profe Jiménez”, en Santa Tere, “el Árabe” en Ciudad del Sol, o las que te recomienden tus tapatíos de confianza. Si la quieres disfrutar para llevar puedes pedir tu torta ahogada en bolsita, amarrarla y morder una esquina para ir saboreándola mientras caminas. 

En tu visita a la tierra de las tortas ahogadas, no debes de preocuparte tanto por encontrar el mejor lugar para probarlas. Simplemente déjate llevar por alguna recomendación y disfruta de este sabroso platillo que cambiará para siempre tu forma de ver las tortas.