Mascota, Jalisco, es conocido por ser un importante punto turístico, un bello Pueblo Mágico y uno de los puntos arqueológicos más importantes del estado gracias al descubrimiento de más de once mil petroglifos y pinturas rupestres en su ubicación. ¿Te gustaría visitarlo?

El Valle de Mascota: Tradición, belleza e historia 

Este hermoso Pueblo Mágico se encuentra ubicado en la Sierra Madre Occidental, cerca de Talpa, Jalisco, por eso es conocido como “La Esmeralda de la Sierra”. Con respecto a la ciudad de Guadalajara, Mascota se encuentra a tres horas en coche con dirección al occidente del estado de Jalisco. 

El nombre de este maravilloso pueblo mágico proviene de Amaxacotlán, o Mazacotla, que significa lugar de venados y culebras. Mascota fue, antes de la llegada de los españoles, un cacicazgo que gobernaba el pueblo de Talpa y Tuito, y su población nativa eran los Tecos, pero tiene mucha influencia de otras culturas indígenas como la Olmeca y la Wixárika. 

La influencia de estas culturas se dio gracias al descubrimiento de la existencia de más de once mil petroglifos y pinturas rupestres en la región. Los petroglifos, a diferencia de las pinturas rupestres, son más bien tallados sobre piedra, y se han encontrado también tumbas que cuentan con más de tres mil años de antigüedad. En la mayoría de sus grabados se hace alusión a místicas ceremonias religiosas.

Estos vestigios hace de Mascota un importante destino arqueológico y el mejor lugar para conocer más acerca del origen de las comunidades prehispánicas de la región y sus pinturas rupestres, es el Museo Arqueológico de Mascota, Jalisco, ubicado en una bella casona naranja, sobre la calle Allende #115.

El museo expone dentro de sus instalaciones más de 450 piezas cerámica de piedra, una colección de fotografías de arte rupestre y ofrendas funerarias encontradas dentro de las tumbas. Para conocer más acerca de los horarios de visita y ubicación del museo te dejamos el link de su página oficial: 

No te pierdas de esta grandiosa oportunidad de conocer los petroglifos y pinturas rupestres en el bellísimo pueblo mágico de Mascota en el estado de Jalisco.