La obra de Alejandro Colunga en el paisaje urbano de Jalisco

Imagínate caminando por la calle y que el trono de un mago aguarde para que te sientes. Quizás romperás el hechizo hipnotizador que atrapa a todos los transeúntes, pero algo es seguro, las esculturas de Alejandro Colunga,  escultor y pintor tapatío, ya habrán captado la atención de todos y flashes con selfies, saldrán por montón para retratar su obra.

Desde antropomorfismo y surrealismo, arte como interacción urbana y toques con folclor mexicano, la visión plástica de Alejandro Colunga se encuentra al alcance de todos. Obras como La Sala de los Magos y La Rotonda del Mar advierten una propuesta fantástica sin costo alguno, capaz de interactuar con el público que va de paso por el lugar. 

Las esculturas de Alejandro Colunga en Guadalajara

image.png 585.15 KB

Guadalajara alberga obras llenas de magia, pareciera que están a punto de moverse de su lugar, pero llevan años fijas. En la explanada del Hospicio Cabañas, formas surrealistas se yerguen desde 1993 con La Sala de Los Magos. Cualquiera puede ver y tocar, jugar y sentarse, hacer como si se tratara de un juego de sillas fantástico. Siete años más tarde se inaugura en el mismo lugar, Los Magos Universales, donde se fusionan partes humanas con partes de mesas y silla un espectáculo sin igual que invita a todo tipo de maravillas.  En el año 2000, se inaugura en Plaza del Sol Magos del Sol. 

Las esculturas de Alejandro Colunga en Puerto Vallarta

Recorriendo el malecón de Puerto Vallarta, uno también se topa con la obra de Alejandro Colunga. La Rotonda del Mar se compone de doce criaturas marinas sentadas sobre sillas conformadas por sus propias piernas. Estas piezas fueron inauguradas en 1997 y pocos pueden resistir la tentación de interactuar con ellas. En Puerto Vallarta, parte de la obra de Alejandro Colunga, se expone permanentemente en Galería Uno.

image.png 673.98 KB


Recorrer los espacios donde la fantasía y el arte se unen al aire libre, es una actividad que puedes realizar por las calles de Jalisco. Date tiempo de admirar con tu familia las esculturas de Alejandro Colunga y visita estos lugares maravillosos. 

Acerca de Alejandro Colunga 

Alejandro Colunga nació en Guadalajara, Jalisco, México, el 11 de diciembre de 1948.  Antes de ser escultor y pintor, se dedicó al circo, pero lo suyo eran las artes plásticas. Con una admiración por el arte popular mexicano y exposiciones desde 1968, recibe el premio Jalisco a las Artes en 1994. Y continúa trabajando en proyecto escultóricos hechos con agua, acero, cristales y peces vivos.