La capirotada es uno de los postres más deliciosos y más tradicionales de la temporada de cuaresma y aunque este platillo se consumen en varios lugares de México, la capirotada al estilo Jalisco tiene un toque especial. 

¿Cómo es la capirotada al estilo Jalisco? 

Comencemos por responder esta pregunta y para ello nos vamos a basar en el libro “Sabor que somos*” que aborda la gastronomía de Jalisco y en el que se menciona que aunque existen múltiples recetas para preparar este postre, el ingrediente principal para preparar una capirotada al estilo Jalisco es el birote.

 

El birote es un pan típico de Jalisco similar al bolillo pero que se caracteriza por su sabor, su consistencia crujiente y su migajón. Se ha intentado producir este pan en otros lugares de México pero no se ha logrado ya que las características del birote no solo dependen de la receta pues la presión atmosférica y otras condiciones geográficas de Jalisco influyen en el resultado final. 

Receta para preparar capirotada al estilo Jalisco

Para preparar este rico postre, comencemos con la preparación de la miel que usaremos para endulzar nuestra capirotada. 

Para preparar la miel vamos a necesitar estos ingredientes:
 
  • Piloncillo al gusto 
  • 1 varita de canela
  • 3 clavos de olor
  • 1 jitomate 
  • 1 cebolla mediana

Preparación: 
  1. En una olla pon a hervir 2 litros de agua. 
  2. Cuando el agua llegue a su punto de ebullición, agrega el piloncillo y la canela, espera unos minutos y luego agrega el jitomate picado en cruz y la cebolla.
  3. Deja hervir la mezcla y continúa batiendo hasta que se disuelvan los piloncillos y veas que el jitomate y la cebolla estén completamente cocidos. 
  4. Apaga el fuego y deja enfriar. 
  5. Cuela la miel y al terminar mantenla en un recipiente con tapadera.  

Nota: en algunos municipios de Jalisco, se agrega leche a la miel para darle un toque distinto al sabor. 

Listo, ya tenemos la miel. Ahora te vamos a indicar los pasos a seguir para preparar la base de la capirotada. Comencemos con la lista de ingredientes: 

  • 10 birotes 
  • Manteca o aceite
  • Tortillas
  • Pasitas 
  • Queso seco

Comencemos con la preparación: 
  1. Usa un cuchillo para cortar los birotes en pequeñas rebanadas. 
  2. Dora un poco las rebanadas de birote en un comal o en el horno. 
  3. Fríe las rebanadas de birote en manteca o en aceite a fuego lento para que no se vayan a quemar. 
  4. Después hay que untar una cazuela de barro o cacerola con manteca o aceite y tendrás que cubrir todo el fondo de la cazuela y sus alrededores con una capa tortillas. Esta capa servirá como separación entre las rebanadas de birote y la cazuela.  
  5. Ahora agrega varias rebanadas de birote en el fondo de la cazuela hasta formar la primera capa de la capirotada, luego añade la miel de piloncillo hasta que los trozos de pan queden bien humedecidos.
  6. Sobre esta primera capa hay que agregar: un poco de cacahuate natural, pasitas y trocitos de queso seco. 
  7. Repite el proceso de agregar una capa de birote, miel, cacacahuates, queso y pasistas hasta que llegues hasta el borde.  
  8. Tapa la cazuela y ponla a hervir a fuego lento hasta que las rebanadas de birote se reblandezcan.
  9. Listo, ahora ya puedes servir tu capirotada al gusto ya sea caliente o al tiempo y acompañarla con un vaso de leche. 

¿Qué te pareció esta receta? ¿Estás listo para preparar tu primera capirotada al estilo Jalisco? De verdad esperamos que te animes a intentar esta receta en casa. 


* Para conocer más acerca de la gastronomía de Jalisco, te recomendamos consultar el libro: “Sabor que somos” de Elba Castro, Juan Carlos Núñez y Sergio René de Dios Corona.