5 cascadas de Jalisco que tienes que conocer

En esta ocasión, para hablar de las maravillas que nos ofrece Jalisco, vamos a empezar hablando de Italia. La palabra cascada tiene su origen en el italiano “cascata”, que significa “caída”. De ahí el cuándo y cómo esta maravillosa palabra llegó a nuestro vocabulario será toda una historia llena de misterio, pero lo que sí es seguro es que te vas a acordar de ese dato cuando visites estas cinco cascadas de Jalisco de las que te vamos a platicar.

1. El Salto del Nogal, Tapalpa
Si ya te gustaba Tapalpa por sus piedrotas, su delicioso borrego y su ambiente familiar, ahora te damos otra razón a tu lista. Todas las cascadas de Jalisco son impresionantes pero El Salto seguro te dejará sin aliento. Con una caída de 105 metros, esta cascada es la más alta del estado. Se encuentra al sur de Tapalpa, a 18 km por la avenida de Francisco I. Madero, a unos 40 minutos del centro de la ciudad. 

Además, los bellos bosques que rodean la cascada ofrecen un espacio ideal para el senderismo, la escalada y rapel. ¿Así cómo no va a ser una de nuestras cascadas favoritas?

2. Cascadas de Comala, Chiquilistlán
Nuestro número dos demuestra que no hay que ser enormes para lograr grandes cosas. Y es que las cascadas de Comala son bastante pequeñas en comparación con las otras (la más grande mide 17 metros), pero esto no significa menos diversión. Los habitantes de la zona utilizan las tres cascadas más pequeñas como toboganes naturales, mientras que los guías turísticos te pueden apoyar para practicar rappel sobre la cascada, convirtiendo al Cañón de Comala en un gigantesco parque acuático. 

Ahora, que si lo que estás buscando es un día de relajación, el río Jalpa también cuenta con tramos por los que puedes nadar y disfrutar tranquilamente de sus aguas. La mejor época para visitar el cañón es de enero a mayo. Chiquilistlán se encuentra a dos horas de Guadalajara, por la carretera federal No. 54 D desviándose en Acatlán de Juárez hacia Tecolotlán o por Tapalpa, siguiendo derecho por la calle que te lleva a las piedrotas.

3. El Salto, Mazamitla
Mazamitla es el destino ideal para los amantes de la naturaleza. Su cercanía con la Sierra del Tigre hace que esté rodeado de boscosos paisajes y maravillosas cascadas, como la cascada del Salto. Para llegar a ella, desde el centro de la ciudad, hay que conducir durante 15 minutos por avenida Eduardo Montaño Sahagon hasta llegar al Fraccionamiento Los Cazos, una vez dentro tendrás que caminar durante 40 minutos por un camino hermoso y muy fácil de seguir hasta llegar a la cascada. El Salto cuenta con una caída de 35 metros de altura que puedes admirar desde un encantador puente de madera.

4. El Salto del Gavilán, San Miguel el Alto 
Una de las cascadas de Jalisco que resultan más impresionantes para quien las visita, es el tercer salto de la lista: El Salto del Gavilán, ubicada en el municipio de San Miguel el Alto. Tal vez habrás podido notar que la mayoría de las cascadas en nuestra lista están un poco escondidas entre sus bosques y montañas, pero el Salto del Gavilán es una cascada vanidosa de 53 metros que se muestra en todo su esplendor para ser admirada desde la carretera.
 
Si la quieres admirar de cerquita, dirígete hacia el sur de San Miguel el Alto por calle Allende hasta llegar al rancho San Jorge y antes de llegar a la capilla da vuelta a la izquierda por el camino de terracería.

5. Cascada Los Azules, Tequila
Tequila es un municipio con mucho para ofrecer: su gastronomía, fábricas de tequila y museos son atributos suficientes para satisfacer a cualquier turista, pero Tequila también es dueño de una belleza natural inigualable: un volcán inactivo rodeado de kilómetros y kilómetros de paisaje agavero y una de las cascadas de Jalisco que más belleza acumula, la cascada Los Azules. 

Esta maravilla natural se encuentra en el Cañón de Tequila, un lugar pequeño pero repleto de cascadas por las que corre el agua durante todo el año debido a la humedad de la vegetación que la rodea. La cascada Los Azules se encuentra a solo 15 minutos del centro de la ciudad por la calle A Los Sauces, y es un lugar perfecto para pasar un agradable día en familia, disfrutando de sus estanques y piscinas naturales de un intenso color azul. 

Las cascadas de Jalisco son una maravilla de la naturaleza que no te puedes perder. Cuándo sea posible aprovecha para tacharlas de tu lista de propósitos y vive la aventura de Jalisco.

Pin It on Pinterest

Share This